lunes, 26 de marzo de 2012

COBIJO



Levitas ahora
después del amor
respiras el aire
entre nubes frágiles
como tú
y regresas a mi
tentadora como una manzana
para secarme el sudor
y saber si soy feliz
si necesito algún consejo
alguna caricia más
y nuestros cuerpos se consuelan
mágicos roces tibios
delicados encuentros
piel en piel
alma en alma
la ventana está abierta
la tetera guarda silencio
los perros duermen sonriendo
y el planeta gira cuidadoso
alrededor de nosotros.

Montaje fotográfico de Ian Welden. Copenhague 2000.


Publicado por José Pivin, para Revista Página 1.
http://pagina1-josepivin.blogspot.com/2011/12/pequeno-poemario-de-amor-ausencias-y.html

6 comentarios:

  1. Por momentos así, este viaje merece al pena.

    Besos

    ResponderEliminar
  2. Un poema precioso amigo Ian y una hermosa imagen una entrada muy bonita.

    Un gran abrazo de otoño querido compatriota.

    ResponderEliminar
  3. excelente poema Ían
    besitos y mil abrazos

    ResponderEliminar
  4. Un hermoso poema en donde el amor es el centro de todo sentimiento humano. Esa vivencia, la del amor, hace trascender al poeta y le inspira.
    Felicitaciones y saludos desde Suecia.

    ResponderEliminar

  5. Preciosos versos amorosos :)

    Un beso con mi cariño.

    ResponderEliminar
  6. Un poema,que nos acaricia y nos deja un beso del universo...
    Mi gratitud por tu sensibilidad y buen hacer,Iam.
    Mi abrazo y mi ánimo siempre,poeta.
    M.Jesús

    ResponderEliminar