jueves, 10 de enero de 2013

ANCIANA EN CASA DE REPOSO



Fotografía de Ian Welden, hospital de Hvidøvre, Copenhague
´


Los viejos desconfían de la juventud porque han sido jóvenes
William Shakespeare

Es tan fácil perder la cordura.
Fui reina y el amor me resultaba barato.
Miles de hombres batían sus alas ridículamente
para saborear mi paraíso de almíbar.
Yo los hacía esperar, sufrir,
como el torero ante su pobre bestia confundida.
También coleccionaba espermatozoides
y los exhibía todos los domingos
ante los atemorizados feligreces
en las misas de las doce.
Hoy colecciono gestos de bondad y bonos de caridad
en ésta, mi triste casa de reposo.
Ya no sé distinguir
entre la soledad y mis alucinaciones cotidianas
y en ocasiones intento huir, despavorida,
por los interminables y herméticos corredores
de este silencioso templo de la senilidad.
Tengo un pequeño cuarto
donde me visitan mis muertos por las tardes
mientras que las blancas y esterilizadas enfermeras
barren con paciencia profesional
todos mis recuerdos en las mañanas.
Parece ser solamente ayer
que Caín me besó en la boca
marcándome para siempre
con su estigma de la muerte.
Hoy miro por mi única ventana
y veo cordilleras de pañales orinados por mí.
En el tacho de la basura
se revuelcan agonizantes
mis grises fetos traicionados
y en mis constantes instantes de delirio
escucho las tímidas voces
de Lucas, Marcos, Mateo, Juan y María Magdalena
conjugando el ya lejano y moribundo verbo amar.
Cuando el día se acaba
ya no sé si es un ángel o el demonio
el que me invita a ponerle fin de una vez por todas
a este horrible soneto llamado vida. 

Escuchar mi poema ANCIANA EN CASA DE REPOSO en la voz de Beatriz Salas en su afamado blog A MI MANERA:

12 comentarios:

  1. Buenos días Ían.

    Contamos hacia delante y en un momento de nuestra vida un punto nos indica que hay que contar hacia atrás, es decir hay que restar. Describes en tu poema una realidad. Muchas veces me pregunto cuando sucede eso, ¿Cuándo uno mismo se da cuenta? o ¿Cuándo los demás dejan de considerate persona?.
    Creo que tu anciana ha comprendido algo de estos dos términos, el propio y el ajeno.

    Ay¡¡¡ me ha llenado de una triste ternura, pues creo que en su delirio dice verdaes como puños.

    Te dejo un abrazo, y me voy con el momento de reflexión que me ha dado leer tu poema.

    Moon.

    ResponderEliminar
  2. Es triste la lectura de tu poema, pero es la realidad. Los que hemos cuidado padres ancianos, sabemos que los desgranan tus versos es real.


    mariarosa

    ResponderEliminar
  3. Un poema muy real, muy logrado, una verdad que nos lleva de a poco a todos.
    Un abrazo Ian

    ResponderEliminar
  4. Iam,qué maravilla,amigo...No conocía este poema y me ha encantado por su ritmo,su orden detallado del paso del tiempo con sus circunstancias y sentimientos...Y sobre todo por su humanidad,su madurez y la belleza en la forma y en el fondo.
    Mi felicitación porque no sólo nos cuentas una historia,también reflexionas en ella y logras crear la belleza de ese mensaje,que se esconde en cada verso...y que es la vida misma.
    Mi abrazo grande por esa grandeza e inmensidad,que exhibes en tus letras y...por tu grata cercanía,poeta y amigo.
    Feliz fin de semana con tu preciosa familia,Iam.
    M.Jesús

    ResponderEliminar
  5. Tan bien logrado, que no me suelta el puñetazo, en mi estómago!
    Te confieso...lo he leído varias veces, como siempre hago con tus trabajos.
    Pero en este con doble propósito
    El de siempre, admiración y disfrute
    Y el otro propósito, es tratar de saldar la deuda de miedo y no querer enfrentar el tema...le tengo terror, aunque mi razón, me dice, que es realidad de todos!!!

    Abrazos Ian!

    ResponderEliminar
  6. La senectud, esa etápa gris y sombría, de regresión, simbiotizando infantilidad con decrepitud, la has descrito con gran realismo y a la perfección en este poema que hoy nos regalas, querido Ian.

    Te mando un beso

    Fina

    ResponderEliminar
  7. un texto que habla de la realidad que pasa y seguirá pasando
    cosas y decisiones que las personas toman

    pd...ÍAN
    A los mapuches ya les he escritos otros poemas
    creo que está demás ese reclamo tuyo sobre mi texto

    ciertos Mapuches quieren no solo ser reconocidos como nación sino que quieren un País dentro de Chile con sus propias leyes y constitución
    en definitiva quieren fragmentar a CHILE
    Menos mal que no son todos los que siguen esa radical idea, pero sí muchos que tienen otros interéses partidistas

    Las noticias siempre se manipulan
    acá las cosas tienen muchos matices, MUCHOS
    no hay que ver todo solo desde un punto de vista

    Muchas personas han instalado su vida cumpliendo todas las leyes y los requisitos para estar en sus tierras
    pero hay personas que quieren pasar por alto todo ello y reclaman como territorio ancestral ...solo falta que reclamen como sitio ancestral Stgo y todas sus comunas y expulsen a todos los "chilenos"

    Chile aunque tenga pueblos originarios es un País consolidado y nación propia incluyendo muchos mapuches ya mezclados sanguíneamente , es una Unidad y no es bueno que grupos radicales intenten subdividir el territorio en otros países

    ResponderEliminar
  8. pd... Los mapuches tienen mi respeto, pero no soy ciega , sorda ni muda, no todo es blanco o negro , existen muchos MATICES en este conflicto de tierras , lo principal es que sean reconocidos como Nación, además cuentan con un montón de beneficios estatales por el solo hecho de ser pueblos originarios

    Cosa que el resto de los chilenos no

    Hay de todo ÍAN en este conflicto, hay gente que busca el equilibrio y gente que quiere como sea salirse con la suya, sean mapuches o no

    ResponderEliminar
  9. la vejez es tan triste!!!
    lo bueno es que podemos borrar los recuerdos y hablar con los muertos con tranquilidad!!!

    pd:
    tengo 2 hijos mapuches... y no estoy de acuerdo en que ellos como raza quieran apartarse y tomen el poder a través del terrorismo, de quemar y romper cosas... eso no corresponde, porque le hacen daño a personas que no son los verdaderos culpables...

    ResponderEliminar
  10. Ian he llegado a este templo duro pero brutalmente real dónde me has recibido pero por lo demás seguiré conociendo tu pequeño templo y lo que en él nos cuentas.
    Saludos desde Tenerife-Canarias-España y te invito a conocerme cuando gustes, te espero.
    http://gofioconmiel.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  11. Este poema tuyo me impactó desde el primer momento, y es que la vejez si no se lleva con dignidad es cruelmente difícil, doblemente difícil...
    Condenada al olvido, retorcida en todo lo perdido, en un Hogar de Ancianossssssssssssss

    Ahhhhhhhhhhhhhhhhh, nooooooooooooooooooooo
    Cuando yo sea ya una viejecita que me monten en un avión, que voy para Cuba a jugar dominó con los viejos de la cuadra, he dicho.

    Abrazos muchos, Ian y un lindo fin de semana.

    ResponderEliminar
  12. Una triste realidad, la vejez es verdaderamente triste y sobre todo la enfermedad porque la vejez con buena salud se pasa sin problema.

    Buda decía que había tres cosas a las que se tenía que enfrentar el ser humano: la vejez, la enfermedad y la muerte. Creo que de estas tres calamidades la enfermedad es la peor. La vejez que pase y la muerte que llegue cuando quiera pero la enfermedad...

    Felicitaciones por este poema que hace consciencia.

    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar