martes, 19 de julio de 2011

LA DESPEDIDA

No hay humo
contaminación
ni un solo átomo de polvo
rondando en tu alma.
.
Estás ahí
erguida
sonriendo
con la misteriosa fuerza
del Salto del Laja.
.
Llorando
como las eternas profundidades
de las minas de carbón de Lota.
.
Mi pequeña gacela
luciérnaga.
.
Amor alado
brisa.
.
Caricia de fuego
adiós
.
Una tenue ilusión
en la nieve primaveral.
.
Una búsqueda de amor
muriendo en el camino.

.
Fotografía de Ian Welden.

4 comentarios:

  1. Esta despedida duele porque está llena de amor inconcluso.

    Besos Ian

    ResponderEliminar
  2. decir adiós es siempre un dolor y un recuerdo
    hermoso poema , super emotivo

    besitos y buena semana

    ResponderEliminar
  3. En toda despedida perdemos un trocito de ser, pero hay algunas que profundizan tanto la herida...

    Abrazos

    ResponderEliminar