domingo, 27 de marzo de 2011

EL DESFILE FINAL

Escucha el triste tintinear de la chaucha solitaria en el tarro del mendigo. Mira que van desfilando las adoloridas prostitutas por los siniestros portales de la noche. Deténte y ábrele paso a los solitarios narcómanos con sus pobres ojos hueros. Corre que vienen marchando las enormes hordas de la miseria portando estandartes de sangre y clamando justicia. . . Diseño gráfico: Ian Welden. Copenhague 2007.

10 comentarios:

  1. Ah,pero...¿la justicia existe?
    Son crudas y hermosas palabras a la vez,Ian.
    Certeras también.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. ni todas las chauchas del mundo mitigarán tanta vida pisoteada

    un abrazo Ían
    buen inicio de semana


    un social absolutamente certero , como bala su trayecto

    ResponderEliminar
  3. Ay mi querido Ian, si pudieramos borrar del mundo tanta ignominia, injusticia e indiferencia, pero vivimos muy ocupados en nuestro propio yo.

    Un abrazo desde este ladito del mundo.

    ResponderEliminar
  4. me gusta mucho tu prosa...

    :)

    abrazos

    ResponderEliminar
  5. …nos hemos acostumbrado a ver transitar a tantos mendigos…que quizás nos estamos acostumbrando a escuchar el triste tintinear del mendigo pidiendo….
    Cuanta injusticia y honor mancillado. Deambulamos envueltos en nuestras soledades y solo nos fijamos en nosotros mismos…

    Un saludo Ian

    ResponderEliminar
  6. Si Ian, vienen, silenciosos. Están siempre, con su presencia que tanto incomoda conciencias... otros al menos los miran y tratan de hacer algo, equilibrar la injusta balanza de la justicia.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  7. Hoy me marcho tristona, ya ves.
    Besos grandes.

    ResponderEliminar
  8. Coincido con Maritza! Muy sabias sus palabras. Y tus letras, aunque tristes (adoro lo triste) muy reales.

    Un beso o 2 *

    ResponderEliminar
  9. grito silencioso y desgarrador transmiten tus sabias letras, esta asturiana te da infinitas gracias por hacernos participes de ellas y te mando un besin muy grande.

    ResponderEliminar
  10. Son temibles las hordas de la miseria: Temibles y terribles.

    Me ha gustado mucho esta prosa poética, Ian. Es magnifica

    Abrazos

    ResponderEliminar