domingo, 13 de marzo de 2011

RECORDANDO A VICTOR JARA



Podemos escuchar desde aquí
el crujir de tus mandíbulas
en la silenciosa y solitaria noche
de un desierto perdido
por ahí en el universo.
Queremos que sepas
querido compañero Víctor
que mientras cocinamos nuestras lentejas
en un oxidado tarro de Nescafé
con perejil y ajo chileno
y hacemos cigarritos
de nuestra bolsa tabaquera
siempre nos acordamos de ti
cantando como una paloma mensajera
por las llovidas calles de Santiago.
No es que nos olvidemos, entiendes,
pero es que las cosas por aquí pues...
los codazos descarados
las amenazas y allanamientos,
los cotidianos abusos de poder,
etc.
.
Arte visual "El Ser en la Sombra".
Ian Welden, Copenhague 1997.

8 comentarios:

  1. ¡Hola Lan!
    Un hermoso homenaje A un ser humano y artista. Te honra este detalle.
    Un saludo muy cordial. Se feliz.

    ResponderEliminar
  2. Un recordatorio como homenaje
    a una persona que supo luchar hasta la muerte
    por la libertad de todo un pueblo.

    ResponderEliminar
  3. el incomprensible abandono de nosotros mismos en los demás...

    tu preocupación por lo social me admira, querido Ian.

    Un fuerte abrazo desde una España de nuevo en lluvia

    ResponderEliminar
  4. El eco de tu voz, desde la última vez, desde las gradas vacías, llenas de tu presencia, sigues cantando, Víctor.

    Precioso Ian, linda semana

    ResponderEliminar
  5. Como siempre,tus versos son preciosos,sensibles y cantarines a la vez.
    Pero hoy me producen tristeza,no sé por qué...
    Besos,Ian.

    ResponderEliminar
  6. sentido y vivo homenaje para un gran múscio y ser humano, un cantor universal que trascendió por mucho y es el mejor exponente de que la palabra es la mejor arma que desarma cualquier barrera


    un abrazo Ían
    buena semana

    ResponderEliminar
  7. Hoy solo canto, Te recuerdo Victor, y voy tarareando mientras vivo y sobrevivo.

    ResponderEliminar
  8. Como la vida misma, Ían.
    Nos atosiga la vida alrededor y todas las cosas que requieren nuestra atención inmediata nos distraen de lo realmente importante: la amistad, el amor...
    A Víctor le gustarán tus palabras desde donde esté.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar