viernes, 11 de marzo de 2011

SED Y METAL

Dibujo de Helene Welden, 7 años de edad. Valby, Copenhague.
.
Entre mi sed y este metal
prefiero escoger mi barca.
Levantar anclas y navegar
por el mar del tiempo.
Por un levante, por ese pan
blanco de estrellas blancas.
Tanto que hacer para labrar
nuestros destinos en hechos.
Este verdugo, esa maldad,
este planeta entero,
este arcoiris manos de amor
heredarán el mañana.
Ahora navego una nave de sol
y mil manos me acompañan.
Rostros de greda, ojos de arroz,
corazones sin fronteras.
Esta gran aventura
la distancia será
justa ente noche y día.
Justa bandera, timón firme,
nueva ventana, nueva vida.

11 comentarios:

  1. Hermosisimo, Ian. Y gracias por tus palabras en mi blog. La muerte de los amigos es dura, pero cuando ocurren a temprana edad, y de forma repentina, quedo como en un limbo por un tiempo.
    Un abrazo fuerte.

    ResponderEliminar
  2. Insuflas velas de esperanza.
    Me encantó, Ian.

    Besos de una España revuelta

    ResponderEliminar
  3. toda una arenga vital nos trasmites en tu poema Ían, la fuerza , la esperanza, la resolución

    besitos y buen fin de semana para ti

    ResponderEliminar
  4. HOLA IAN, ES UN GUSTO PASAR POR AQUÍ DONDE ME ENCONTRÉ CON ESTA ENTRADA HERMOSA LLENA DE VIDA Y ESPERANZAS.

    TE AGRADEZCO TU VISITA A MI "RINCÓN DE AMIGOS...
    UN ABRAZO!!

    PATRY

    ResponderEliminar
  5. Preciosa entrada mi querido Ian, colores de arcoiris, corazones sin fronteras, palomas blancas que vuelan con laureles en su pico, desde la tierna mano de una niña....

    Gracias por hoy, alumbra el alma.

    Abrazos miles

    ResponderEliminar
  6. Felicidades, es un gusto leer tus versos.

    Entre mi sed y este metal
    prefiero escoger mi barca.
    Levantar anclas y navegar
    por el mar del tiempo.

    Si! Debemos navegar a babor y a toda vela por el mar del tiempo cogiendo la mejor ruta.
    Un abrazo amigo. Se feliz.

    ResponderEliminar
  7. A mí también me sorprendió el dibujo. Es increíble para una niña de 7 años.
    Te deseo un buen viaje.
    Yo también prefiero viajar en una barca sencilla que en un yate de lujo. La vida que espera fuera es la misma, pero desde la pequeña barca se aprecian mejor los detalles y se alcanza más fácilmente la felicidad.
    Un abrazo, Ían.

    ResponderEliminar
  8. Ya va haciendo pinitos la niña,¿eh?
    Se le nota la sangre de artista que lleva.
    Es un precioso barco amarillo.
    Y tus versos parecen empujarlo con fuerza,esperanza e ilusión.
    Bonito todo.
    Beso para ti y otro para la pintora.

    ResponderEliminar
  9. He estado leyendo varios de tus poemas.
    Me gusta tu estilo, así que me pasaré por aquí.
    Gracias por encontrarme y comentarme
    Un abrazo
    Mercedes

    ResponderEliminar
  10. Ian,muchas gracias por visitarme...Me alegra saber que te gustan mis letras, no se hacerlo de otra manera...Tu forma de versar la entiendo, me siento identifificada,me quedo...Bsos y que pases una linda tarde de domingo...

    ResponderEliminar
  11. La distancia nos hace soñar velas y surcos y orillas...

    Abrazos

    ResponderEliminar