domingo, 12 de febrero de 2012

ADIÓS

No hay humo
no hay polución
ni un solo átomo de polvo
corriendo a través
de tu blanca alma.
Estás aún en pie
sonriendo
más transparente
que los Saltos del Laja.
Llorando
más profundamente
que las minas de carbón
de Lota.
Venadita
mariposa
amante alada
Viento.
Una búsqueda de amor
muriendo en el camino.
Un pretender
en la nieve del invierno.

Fotogafías de Ian Welden. Copenhague, 2005.

3 comentarios:

  1. hermoso y enamorado canto para tu musa inspiradora
    además es super tierno Ían

    un abrazo y feliz san Valentín

    ResponderEliminar
  2. El adiós duele y más si es un ser con alma tan pura.

    Bello Ian.
    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Hay despedidas que perduran eternamente, Ian, aunque se vuelvan transparentes siempre te vuelven a poner delante de aquel momento de adiós.
    Un poema lleno de ternura por todo aquello que se evaporó.

    Besos

    ResponderEliminar