sábado, 26 de mayo de 2012

EL ALUCINANTE MILAGRO DE LA CORDURA





                     



Ama hasta que te duela. Si te duele es buena señal.
Enviar frase
Madre Teresa de Calcuta (1910-1997) Misionera de origen albanés naturalizada india



La noche se desgrana del tejado
el planeta gira loco de alegría
la Vía Láctea danza por el Universo
llevándonos al horizonte prometido.
Y aquí vamos
tomados de las manos
ronda infinita
coro perpetuo y poderoso
volantines liberados
almas desencalladas.
La vida soberana y orgullosa
se revuelca en nuestros vientres
como un huracán sin fronteras.
Todos nuestros seres tan amados
van cobijados por la gran madre cósmica
en este sorprendente viaje sideral.
Y pienso en nuestra era
en esta etapa misteriosa
en momentos sagrados
en la asombrosa fecundidad de la tierra
en la eternidad aún por vivir
en este alucinante milagro de la cordura.


.


Montaje fotográfico del poema: "La coleccionista" de Ian Welden, Copenhague 2005.

.

8 comentarios:

  1. Amar hasta que duela
    estar loco por amor
    ser capaz de tocar el cielo
    dando vida a los colores...

    Con los ojos ver lo inimaginable
    y sentir que la libertad de amar
    nos hace especialmente especiales....

    Buen domingo Ian

    ResponderEliminar
  2. Cordura dentro del frágil equilibrio en el que a veces conseguimos vivir.
    Pero hay momentos en que uno mira al cielo infinito y se siente en paz, unido a ese todo, incluso se sabe parte de la estrella que mira.
    Luego vuelve a la vida y es otra historia.

    La imagen Ian, es buenísima, no me canso de mirarla.
    Se ve que me me identifico :)

    Besos

    ResponderEliminar
  3. Tus ojos mantienen los nuestros abiertos. besos Ian querido.

    ResponderEliminar
  4. No puedo dejar de mirar tu dibujo...mientras suenan las palabras en mi cabeza.
    Maravilloso conjunto!
    Abrazos.

    ResponderEliminar
  5. cordura y locura riman, por lo tanto ambas van de la mano siempre,
    sin ellas todo sería un gris insoportable

    besitos y luz
    feliz inicio de semana

    ResponderEliminar
  6. Una cordura que llena la imaginación de un brillante viaje cósmico, y lleno de esplendor.

    (Sólo dos palabras para para comentarte que mi entrada sólo es texto, inspirado en realidades. Pero que mi padre era un ser maravilloso, culto, dulce y bueno, y que yo no he vivido ¡afortunadamente! algo parecido)
    Gracias por tus comentarios y besos.
    Aquí, al sur del continente, el sol brilla dorado sobre las azules aguas mediterráneas, y los almendros floreces por todos sus rincones

    ResponderEliminar
  7. No sé, ni intuyo, dónde está el límite de la cordura, si en la alucinación nocturna, si en la morbosa claridad del día.
    Ni siquiera si existen límites.
    En la búsqueda, leo el poema: admirable
    Un abrazo, Ian

    ResponderEliminar
  8. Estoy de acuerdo con Elisa,Iam
    La cordura y la locura van de la mano,unidas también van la mente y el corazón...La cordura de la idea y la locura del sentimiento.
    El amor es la mayor locura,porque cuando queremos mucho duele y seguimos queriendo.
    Mi felicitación y mi abrazo grande,amigo.
    M.Jesús

    ResponderEliminar