viernes, 22 de abril de 2011

CERRO MAGNÍFICO

Tú sabes quizás, que en Dinamarca no existen los cerros.
A lo más, colinitas ingenuas e inocentes. La primera vez que volví a Chile sus cerros me arrebataron el alma.
Como si fueran seres vivos y autónomos.





.
Yo soy un cerro chileno.

Pasa tu mano por mi lomo y verás.

Soy descendiente del gran camaleón prehistórico.

Yo soy un cerro chileno.

Soy arisco y traidor

pero dulce y fiel cómplice.

Niños vienen a jugar sobre mí

mientras sus madres ríen o lloran.

En mi piel se esconden amantes locos

satisfaciéndo sus más osadas pesadillas eróticas

y asesinos caminan por mis espaldas

sudando terror y sangre.

Los estudiantes y poetas buscan mi cima

para suicidarse por amor.

Yo soy un cerro chileno,

pon tus oídos sobre mi vientre

y escucharás el rugido de mis tripas salvajes.



Acuarela de Mario Carvajal, Santiago de Chile. Diseño gráfico de Ian Welden, Copenhague, Dinamarca.



.
Para leer mi poemario completo, Cerros y Cerras de chile:





12 comentarios:

  1. impresionante, ser un accidente geográfico, donde puede encontrar su lugar el suicidio por amor. Me encanta! Besos

    ResponderEliminar
  2. Unos versos muy bellos que describen muy bien los cerros ..yo presisamente vivo a las faldas de un imponente cerro ,lo veo siempre como un gigante!


    Saluditos Ian feliz finde semana

    Abrazos

    ResponderEliminar
  3. Ian, me encanta ese orgullo que sientes y demuestras por tu Chile amado... a través de tus versos flexibles, ondulantes y vulnerables encierras la magia y el clamor de tus indómitos cerros...

    Saludos hasta Copenhague

    ResponderEliminar
  4. Hay que ver lo que inspiran los cerros chilenos, Ian. Forman parte de nuestro ADN, creo ;)

    Besos

    ResponderEliminar
  5. Pasión por tu patria como todo chileno Ian!!!!,eso cerros que nos separan unos de otros y nos acercan a la vez..
    pasión al fina!!!
    mi amigo dinamarque´s..
    besos de luz!

    ResponderEliminar
  6. un otero criollo, que no renuncia al cielo
    Felicitaciones


    besitos ïan , buen fin de semana

    ResponderEliminar
  7. Me ha encantado, Ian. Sin más.
    Aunque la nostalgia que desprende duele.

    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  8. Me sorprendió el mensaje que llegaba desde Dinamarca porque, seguramente, yo todavía tengo marcados los límites de un mundo pequeño al que se llegaba despacio y en el que había siempre un sentido de lejanía. Todo eso ha quedado atrás, como algo remoto y sin embargo, no hace tanto tiempo.

    Bueno, quiero darte las gracias por tu visita a mi blog y decirte que, desde este momento, espero tus visitas y comentarios con interés.

    Me ha encantado el poema de los cerros chilenos, es tan natural, tan como expresado por un chileno, en fín que creo que hoy la vida ha puesto en mi camino de Internet el encuentro con una persona muy especial y que, además, escribe poesía que es uno de mis recursos más usados.

    Para no perderse tus poemas,esta anciana señora que mañana cumplirá 77 años, se lleva el enlace de este blog porque supone que no tendrás ningún inconveniente ¿es así?

    ResponderEliminar
  9. Muy estimada Franziska, es un honor para mi que hayas venído a Copenhague con el sólo propósito de visitarme.
    Por supuesto que no tengo inconveniente, bienvenida, siempre.

    Ian.

    ResponderEliminar
  10. Se lee tanto orgullo en tus letras que podemos respirar a tu Chile querido.

    Te leo Ian,
    miles de abrazos.

    ResponderEliminar
  11. Los cerros son parte de nuestra idiocincracia
    parecen vivos no!
    y ve
    viven con todas sus miles de seres
    traginantes y vividores por todos lados

    Saludos!

    ResponderEliminar