lunes, 27 de junio de 2011

LA CREADORA

Abrió los ojos
y se encontró con el mundo
redondo, arisco, girando y hermoso
y en el absoluto centro del universo,
Ella.
Miró y escuchó
y lo sintió todo bueno
y se aventuró
por los caminos y los bosques
bendiciéndolos
con su dulce espíritu nuevo.
Sin temor
acarició a las estrellas,
el oscuro vientre de los océanos,
los rostros multicolores
de los seres creados
en su imágen y semejanza,
las montañas heroicas,
los valles
siempre despertando
y los nobles e inquietos animales.
Y al séptimo día
descansó.
.
Fotografía y diseño de Sidsel Welden. Copenhague 1999.

6 comentarios:

  1. Qué feliz debería de sentirse *
    Qué hermosas letras Ian!

    Un beso o 2 #

    ResponderEliminar
  2. Qué gozada encontrar todo nuevo, sin contaminar y en paz. Qué suerte.

    Besos

    ResponderEliminar
  3. El final es de lujo. La inocencia de un alma nuevita, blanca y recien estrenada viendo y percibiendo este mundo por primera vez. Un abrazo, y hermosa la foto con las bicicletas!

    ResponderEliminar
  4. Hola Ían.

    Siempre despertando, así debería ser, despertar a la vida y a los sentidos... hermoso.

    Un fuerte abrazo.

    Aloe.

    ResponderEliminar
  5. Te leo y cuando me quiero acordar es como si me leyera, y como si esa nenita preciosa tuviera un rostro muy cercano, es bello lo que inspira el poema y lo que provoca.

    Besos.

    ResponderEliminar
  6. Me ha recordado a eso de "el mundo es un absurdo animado que rueda en el vacío para asombro de sus habitantes".

    Me gusta este Génesis.

    Alucinante milagro, de verdá.

    Besos con ola de calor.

    ResponderEliminar