miércoles, 8 de junio de 2011

LAS MUJERCITAS DE LA SABIDURÍA


Para mis hijas

Descifran el misterio de la vida
a los pocos días de su llegada al mundo
y dan cátedras acerca del universo
desde sus pequeñas cunas blancas.
.
Tienen el asombroso talento de reir
cuando deberían llorar con amargura
y derraman lágrimas de impotencia
ante la ignorancia de los predicadores.
.
Aman con un amor tan poderoso
que son incapaces de odiar
y en tiempos de dudas y derrotas
buscan consuelo entre ellas mismas.
.
Son agredidas por bestias al acecho
seres oscuros que hieden a cobardía
dejando eternas heridas de interrogación
en sus transparentes cuerpos y almas.
.
Saben con certeza que existen los ángeles
porque vuelan con ellos en los parques
y construyen fabulosas obras de ingeniería
al borde de los grandes océanos del verano.
.
Fotografía de Ian Welden.

6 comentarios:

  1. Verdaderamente los niños son los auténticos sabios de la vida, los que en su inocencia disfrutan de ella sin saber de odios, ni mentiras, ni trifulcas, sólo de limpias miradas... que lo dicen todo.

    Preciosa foto y lindas niñas.


    Un hermoso poema Ian, que me ha emocionado y dejado un grato bienestar en mi corazón.

    Un abrazo hoy soleado, con el que te mando rayitos andaluces, para que te envuelvan y sientas su calor.

    ResponderEliminar
  2. Siempre he dicho que los niños son Grandes Maestros.
    Cómo me gusta tu poesía, Ian.

    Besos

    ResponderEliminar
  3. Que bellas nenas, que orgullo de padre y que océano de verano tus letras.


    Abrazos miles, querido Ian.

    ResponderEliminar
  4. ..bello Ian..un hermoso homenaje...y una lagrima escurridiza se quiere escaoar de mis ojos....
    besos.para ti,para ellas aprendiz de padre..eso me enacanta de tu perfil!!

    ResponderEliminar
  5. Siempre hay lobos al acecho. Precioso poema el que nos dejas.

    Saludos :)

    ResponderEliminar
  6. Encontrar toda la virtud humana
    en esos seres llegados a vivenciar el mundo...
    un desafío, una vida que nadie puede evitar...

    bellos y tiernos versos!

    ResponderEliminar