miércoles, 15 de junio de 2011

SUAVES PALABRAS PARA MI MARIPOSA

Para mi hija Sidsel Welden
.
Mariposa en la distancia
arrebatada de mi alma
por la vida incongruente.
Algo me pena
en mi pecho confundido,
el lobo feroz
de tu infancia interrumpida.
Aquí estoy
en la espera solitaria
en los días de esperanza
con mi oído en tu corazón.
Tal vez un día regresarás
sonriendo nuevamente
a mi casa vigilante.
Mientras tanto,
hija universal,
aprende de la existencia
con esa fuerza que siempre llevas,
con la frente muy en alto
por puentes, senderos
y nuevos altares.
.
.
Fotografía de Ian Welden. Copenhague 2007.

9 comentarios:

  1. Me ha dolido en el centro del corazón.
    Ojalá la vida ponga a tu hija todo lo que necesite y vuelva a hacer que tu corazón sonría en su presencia.

    Besos

    ResponderEliminar
  2. Se siente tu tristeza en estos versos y tambié, se siente tu orgullo como padre de Sidsel.

    Espero que tu vuestra espera sea corta y brindo por el pronto reencuentro.

    Abrazos

    ResponderEliminar
  3. Qué hermoso homenaje!
    Tu hija tiene que sentirse contenta del padre que tiene !

    Un beso o 2 #

    ResponderEliminar
  4. Asumí algo que hasta preferiría no fuera real..pero entiendo..que no está ,no en esta tierra ,sino en una mejor...!!
    ..no existen los por qué?,,ni las respuestas a estas preguntas..por qué se van los que no se deben ir...pero donde se encuentre te ha leido....
    besos Ian!!!

    ResponderEliminar
  5. Cómo duelen estos versos, he pensado lo mismo que Bárbara, y prefiero entrar en un error y no seguir en esa línea del pensamiento y creer que en uno de esos puentes te vas a cruzar con su sonrisa.

    Besos.

    ResponderEliminar
  6. Creo que tu hija debe estar batiendo sus alas de mariposa por la alegría de tenerte.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  7. Creo que ha volado lejos de ti físicamente,y pienso que es el destino de los hijos,volar, aunque esten a cien metros de distancia la vida los lleva por puentes, como dices.Y duele que se vayan,pero al mismo tiempo admiramos la belleza y la altura de ese vuelo predestinado.Hermosa sonrisa la de tu mariposa,Ian,ella estará feliz de que la amen de ese modo.Un beso***

    ResponderEliminar
  8. Ian querido amigo, el poema esta hermoso, escrito con tanto amor que estremece los sentimientos.

    Te felicito por tener una capicidad de amor tan grande como la vida misma.

    Un abazo con mucho carino

    ResponderEliminar
  9. Quien ha sembrado amor en sus hijos e hijas
    nunca estarçá solo...
    las mujeres por lo general nunca dejamos del todo el hogar de los padres
    y siempre regresamos a él...
    en ellos están las raíces y es donde se forjó lo mejor de uno mismo...

    muy bello!

    ResponderEliminar