miércoles, 25 de mayo de 2011

CURRÍCULUM VITAE


.
Yo en realidad
jamás supe nacer
como hombre de verdad
bestia sigilosa.
Mi suave madre
tan joven y vana
creyó ingenuamente
que yo era otra muñeca más
de su vasta colección
y me perdí por ahí
en los laberintos humanos
alaridos en la oscuridad
y brutalidades instintivas
de éste planeta deforme.

Mi primer acto
como ser consciente
fue recoger una quijada de burro
y destrozarle alegremente
el cráneo a mi hermano mayor.
Lo hice porque él estaba ahí
manso y hermoso
como una cordillera nevada
sin molestar a nadie
nada más.

La Autoridad
me premió con una espada
una medalla perpetua en mi frente
y libertad incondicional
para vagar por el mundo
a mi gusto
clavando tiernos corazones
que lavaban ropas multicolores
cantando felices
en las orillas de los ríos.

No es que yo sea un hombre malo
al contrario
soy puro y transparente
y todos pueden auscultar mi alma
pero la mayoría no lo hace
por temor a la verdad
a nuestra naturaleza primitiva
y al afán por los ritos sangrientos
como lanzar a jóvenes vírgenes
a los abismos de los dioses
siempre silenciosos e impasibles.

He aprendido
que hay muchos dioses
en este universo estrafalario.
El mío
y los de ustedes.
El mío es aquel de los ojos de piedra
que me ordenó sacrificar a mi hijo
para poner a prueba mi lealtad.
No se espanten
me detuvo la mano
empuñada en mi cuchillo de hueso
cuando comprobó que yo
con el mayor entusiasmo
lo iba a hacer.

Y luego están los otros
los magnánimos creadores
fértiles e ingeniosos
dioses arquitectos
que hablan del amor y del perdón
a vuestra hora de dormir.

No me hablen de cesantes
ni de barriadas de barro y paja
son mis placeres naturales
mi cena, mi libido.
Vivo en mansiones monstruosas
y por mis escritorios desmesurados
corren despavoridas
las hordas de las almas
que he tramitado al infierno.

En la pared central de mi oficina
cuelga solitaria y majestuosa
la pintura EL GRITO
de Eduard Munch.

Como habrán deducido
no estoy pidiendo empleo
solamente estoy exigiendo
reconocimiento y aprecio
a mi esforzada y muy necesitada
noble labor social.


.
Dibujo "Mujer de la Tortura", de Ian Welden. Copenhague 1990.

.

5 comentarios:

  1. buenas imágenes has colgado del pixel ÍAN, estan bien resueltas y potentes, el hilo conductor es absoluto

    besitos y felicitaciones

    ResponderEliminar
  2. Amigo mío, tu texto poético es un verdadero manifiesto... sabes que leo y analizo tus letras con cuidado. Aquí miro un largo tour por los escabrosos pasadizos curriculares de la vida, tus pensamientos andan sueltos, imperturbables y sutiles, ensayando las danzas más variadas... y de pronto me recorre el cuerpo un pequeño escalofrío. me place conocer tus sentires. Enhorabuena por este hermoso testimonio

    Besos de Naty

    ResponderEliminar
  3. Eres sencillamente magistral, dime cuántos adjetivos puedo darle a tu pluma de verdades,que describa la intensidad de tus letras.

    Un abrazo fuerte, Ian.

    Alborada

    Tengo que comentar como anónimo, no deja otra opción.

    ResponderEliminar
  4. Un curriculim vitae aplicable a todos y cada uno de los tiranos que nos rodean y nos rodearan, porque no hay época en que no surja alguno...

    Qué gran poema, Ian. Grande de verdad.

    Abrazos

    ResponderEliminar
  5. Impresionante poema.
    Y original.
    Como tú.
    Un beso.

    ResponderEliminar