jueves, 5 de mayo de 2011

EQUILIBRISMOS




Una vela enfrenta a la tormenta
con la descarada audacia
de un blanco unicornio en celo.
La tormenta se rebela ante el universo
con maravillosos cánticos estivales.
La suave pluma de una paloma
acaricia al arcoiris
una tórrida noche de verano.
La noche cubre a dos amantes
para que no mueran de amor.
El amor ata nudos de cristal
en la cabellera de una joven equilibrista
y la equilibrista se enamora perdidamente
de una pequeña y solitaria gacela
que llora porque va a morir.
La muerte huye despavorida
ante la aparición de un ángel de la guarda
quien con su formidable espada de fuego
reabre el Paraíso para siempre.

.
.
Collage de Ian Welden. Copenhague 2011.


10 comentarios:

  1. El paraíso siempre se abre para el que quiera entrar, pero por mucho que el ángel asuste a la parca, está sólo le hace el juego. Ella es impacable... y menos mal. El frágil equilibrio en el que vivimos!!!
    Impresinante tu imagen hoy, Ian, me fascinan las equilibristas.

    Besos

    ResponderEliminar
  2. Me encanta esta forma de describir sensaciones a través de poemas.

    Sutíl, transparente y bello.


    Vengo del blog de Ananda y me gusta lo que hé encontrado aquí.

    Un abrazo Welden

    ResponderEliminar
  3. Este mundo nuestro en el que todos somos equilibristas por los hilos invisibles que nos presenta la vida, la de ángeles, gacelas, arco iris y la parca que sin prisa espera.
    Si somos capaces de llevar dentro de nosotros mismos ese paraíso bendecido, esperando el prometido y no sumergirnos en los matices que pintara Eva en su rebelión, válgame Dios que el mundo sería más hermoso.

    Magistrales letras mi querido Ian, como siempre, tu alma a la luz.

    P.D: Tu música es hermosa y tu voz, ese toque personal de vida.

    ResponderEliminar
  4. Un final lleno de esperanza y luz, habrá que hacer equilibrismos para disfrutar entonces de este milagro que es la vida.
    Muy buena energía transmites Ian.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Muy lindo dulce y tierno.

    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  6. AH que hermoso poema, sin duda uno de los que más me han encantado...

    me gusta imaginar tu propia pluma revoloteando sobre los personajes de tu cuento fantástico..... tocando una por una sus cabezas, dotandolas de vida y movimiento... de la vela a la tormenta, de la pluma a la paloma, al arcoiris...

    yo me siento enamorada con esa gran ternura, con esa magia herida y rescatada por la magia de amar. Yo he sido la gacela y la muchacha en alguna estación de mi existencia y en otra; yo he sentido que he visto por primera vez el mar -el mar que es mi versión de paraíso- sólo un minuto antes de mi muerte. El siempre y el jamás fueron sinónimos.

    Te quiero, Ían

    ResponderEliminar
  7. Y no es eso lo que de continua hacemos?
    Guardar el equilibrio entre dos "ángeles" a las puertas entornadas de un paraíso...

    Abrazos

    ResponderEliminar
  8. Los ángeles de la guarda siempre están. Aunque no los veamos,

    Un beso o 2 *

    ResponderEliminar
  9. Querida Melba, la imágen es un fragmento de una imágen que dibujé en el año 1997 y que ahora cuelga en una de las paredes de mi hogar.
    Nunca le he puesto título y ahora que te has fijado en ella se me ocurre llamarla Gritos porque es eso lo que hace el sujeto a la izquierda ante la muerte de su fiera tan amada.

    Besos y abrazos copenhaguinos,

    Ian.

    ResponderEliminar
  10. ..a veces pareciera que todo es fugaz..,soos equilibristas de nuestra propia vida,ni mejores ni peores...sólo aprendices..del amor,de la vida....
    besos Ian...
    y buen finde para ti amigo copena.....cómo seguirá..guense,guino..uf...,no si es con h...jajja...tu me diras!

    ResponderEliminar