sábado, 23 de abril de 2011

LA VIEJA EN EL BALCÓN




Photo
Fotografía de Ian Welden, Santiago de Chile.©

Sin un corazón lleno de amor 
y sin unas manos generosas, 
es imposible curar a un ser
enfermo de soledad.

Teresa de Calcuta


INVIERNO



La soledad te sorprende

a las tres de la tarde

sentada en tu balcón.

El tímido sol de Copenhague

se posa sobre tu cabecita escarchada

y te quedas dormida

soñando

añorando

deseando que regrese el pasado.

Te observo desde la ventana de mi cocina

día tras día

dormida cual caracola vulnerable

sumida en tus nobles milenios.

Yo también me siento desolado

y desato mis recuerdos

en mis noches tan infértiles.

Algún día te visitaré, supongo,

con alguna flor entre mis manos

Para Navidad, tal vez,

antes de que te mueras

absolutamente sola

en tu balcón.



.PRIMAVERA


Me pasé todo el invierno

observando triste tu ausencia

tu balcón vacío

tus geranios marchitos.

Habrá muerto, me dije,

una muerte solitaria

sin más parientes que el Estado.

Pero llegó eufórica la primavera

a decorar nuestras existencias

y con ella apareciste tú, vieja,

sentada nuevamente en el balcón

sonriéndole a tus geranios

el sol jugueteando en tu cabecita blanca

y sobre tu corazón ancho y sin hielos

la foto amarilla de tus hijos

la foto celeste de tus nietos

seres queridos que no presenciaron

el hermoso acontecimiento de tu resurrección.









20 comentarios:

  1. Tierno y triste poema , estampa que tantas veces observamos en cualquier rincón del mundo.
    Precioso!!!
    Saludos y buen domingo

    ResponderEliminar
  2. Querido Ian,

    Has reflejado con perfeccion esa soledad que va mas alla del espacio solo, la soledad del Alma, al leer tu poema puedo entrar a ese balcon de la vieja y sentir su soledad compartida con la existencia de las estaciones,

    Te dejo un abrazo y mi admiracion por tu talento

    ResponderEliminar
  3. Qué hermosos, Ian!!!
    Trazas con maestría cada verso que levanta el sentir del que observa ese balcón y se conmueve con esa cabecita blanca.
    Dejas un mensaje, una reflexión, un recuerdo, un compromiso.
    Y la imagen que acompaña es magnífica.

    Un beso fuerte

    ResponderEliminar
  4. Te felicito por este poema doble.
    Así es la vida, al final la soledad siempre te alcanza. Afortunadamente siempre habrá geranios y balcones y primaveras y alguién que, aún soin nosotros saberlo, nos dará la compañía de su mirada.

    Abrazos

    ResponderEliminar
  5. Que postal maravillosa nos compartes..temia un final de pena, angustioso y me senti feliz por el personaje, una primavera mas, una oportunidad mas para la vida. Quiero destacar una parte: 'algun dia te visitare, supongo, con alguna flor entre mis manos', que puede ser literalmente una visita, un encuentro de 'vecinos' y me gusta imaginarlo asi, pero mas me atrapa interpretarlo como que alguna vez todos visitaremos esa soledad para quedarnos alli,no importa que acompanados, hay ciertas soledades que toca vivirlas con uno mismo y la vida que tuvimos, con sus penas y sus glorias. Pero siempre queda la flor, y alguna primavera que nos permite resurgir.Un abrazo muy soleado, como estedia que recien comienza por aqui.

    ResponderEliminar
  6. Dicen que todas las soledades son iguales, que la vejez tiene fea cara. Yo no deseo aquello, quiero una vejez con colores, con pinceles y libros, que me pille pintando y soñando, jamás parada en una ventana mirando aves.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. bellisimas letras nacidas de un alma magna, sublime y bella de poeta, un besin muy grande de esta asturiana que te da infinitas gracias por concedernos el honor de ser testigos de ellas.

    ResponderEliminar
  8. cada estación tiene lo suyo, hay tiempos para germinar y tiempos para reposar
    tiempos para cosechar y tiempos para preparar barbechos
    cada estación tiene su afán y cada emoción también, de todas en su conjunto hacemos ramos de poemas

    besitos Ían que esta primevarea te sea llena de aromas y sabores plenos

    ResponderEliminar
  9. Me gusta mucho la forma genial que usastes
    al escribir este poema opuesto...una forma increíble de relatar , personificar la Tierra y sus procesos...así la vida misma ...lo que somos
    lo grandioso es que das la posibilidad de renacer...ver con nuevos ojos.
    Y lo interesante
    es nunca estamos solos.

    un gran abrazo!

    ResponderEliminar
  10. También me faltó decir que encontré maravillosa esa foto en tu portada...

    Felicitaciones por tu blog
    siempre lleno de palabras plenas de saber !

    ResponderEliminar
  11. sola, pero con un derroche de sabiduría seguramente.
    Un beso Ian

    ResponderEliminar
  12. Cada estación te trae sentidos diferentes pero enlazados con estás letras salidas de tu alma, hacen que brille el Sol cada día.

    Un fuerte abrazo Ian, Copenhague esplendido en primavera!!

    ResponderEliminar
  13. Me gusta mucho tu blog, gracias por tu visita en el mío, con tu permiso te seguiré.
    Un abrazo fuerte desde mi Librillo.

    ResponderEliminar
  14. La soledad va, con frecuencia, de la mano de los mayores. Esa imagen triste del que se duerme a la luz del día, es el fin de todo lo que, en mi opinión se puede decir que es estar vivo.

    Hay un matiz de ternura, de comprensión, de apego, que no es capaz de llegar a la acción, vemos pero no sabemos acercarnos a los mayores.
    Está muy bien captada la situación.

    ResponderEliminar
  15. Me encantó! se vive cada verso en una historia interesante de esa abuela jaja que bella historia por lo de más ,ame el dibujo igualmente Ian :)


    Un gusto visitarte

    Saluditos

    ResponderEliminar
  16. Todo envejece. Muchas veces miramos nuestra propia vejez reflejada en otra vejez y vemos la resurrección en una nueva mañana de primavera que aleja nuestro propio invierno.

    Bellísimo trabajo poético. ¡Felicitaciones!

    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  17. Hermosas letras plenas de metaforas, a algunas eprsoans nos llega el invierno de la soledad a temprana edad, y asi van pasando las primaveras veranos otoños hatas quedar en su invierno.
    imagine a esa viejecita sentada en al pie de su balcón... esperando ver llegar el calido sol de sus primaveras.. sus hijos y nietos.
    ha sido bello visitarle y disfrutar de la lectura al mazimo.
    saludo cordial.

    ¡aviso tengo rpoblema en mi blog... no aparece el perfil de los amables visitantes.

    ResponderEliminar
  18. Ternura y delicadeza en tus letras, me ha atrapado Iam esa forma de llegar al alma
    Un abrazo
    Stella

    ResponderEliminar
  19. Es la imagen que nos enternece y nos asusta cuando sabemos que nos acercamos a ella. No hay nada que podamos hacer para cambiarla. Solo tratar de alcanzarla lo mejor posible para que nuestra ventana pueda estar llena de geranios plantados por nosotros mismos. Muy bello blog, te sigo

    ResponderEliminar