martes, 6 de diciembre de 2011

INSTRUCCIONES ALIENÍGENAS


Naces solo y mueres solo,
y en el paréntesis
la soledad es tan grande
que necesitas
compartir la vida
para olvidarlo.
                 Erich Fromm.


Sentado aquí mirando hacia la calle
encuentro mis mensajes deshaciéndose en la lluvia.
Puedo ver tan largo que pierdo la cordura,
puedo ver tanto que pierdo el significado de la vida.
De todas maneras me canso de vivir
en bolsillos subalquilados.
De mirar hacia afuera
y recibir mi lluvia, mi sol y mi aire
a través de los ojos de cerraduras subalquiladas.
De observar a la luna
saliendo desde basureros subalquilados.
Porque merezco algo mejor,
toda la vida lo único que he hecho
ha sido decir OK y quebrarme la espalda
acarreando mensajes desconcertantes en mi Ipad.
Perdiendo la cordura tratando de comprender y efectuar
mensajes alienígenas.

A veces te veo, ¿sabes?
Bicicleteando por las calles de la ciudad
tu pelo un desastre, tus ojos apagados.
Generalmente te veo cuando el sol se está poniendo
y entonces me doy cuenta de lo mucho que he perdido.

Sin embargo, rara vez tengo suficiente tiempo
para echarte de menos como yo quisiera.
Problemas tediosos causados por gente tediosa
siempre me mantienen corriendo y bajo fuego.
Intentando llegar a lugares
siendo empujado y empujando.
Asistiendo a reuniones sin sentido.
Estresando mi alma y cartereándome
el poco tiempo que me queda.
Pero hay momentos
en que puedo descansar mi cabeza
en algún asiento del autobús
y el desgarro del dolor me alcanza
mientras que afuera el mundo sigue rotando.
Todo, todos, todo está perdido.

¿Sabes que a veces te veo durmiendo en algún tren
o volando por encima de una iglesia?
Generalmente te veo cuando mi mundo se está desmoronando
y entonces me doy cuenta y despierto.


Collage de Ian Welden, Copenhague 2010.

7 comentarios:

  1. Iam,un poema muy reflexivo y profundo,amigo...
    Ese ser que ves de vez en cuando y te apoya y te inspira es todo un regalo de la vida...Es bueno pararse a pensar, a descifrar los mensajes,que cada día la vida nos deja en la ventana...Porque la vida está ahí Iam,muy cerca de ti,dándote la luz del alma y el aire que respiras.
    Mi felicitación y mi abrazo inmenso por tu amor a la vida y a las letras.
    QUE TENGAS UN BUEN DÍA.
    M.Jesús

    ResponderEliminar
  2. yo soy de la raza consumista jajaja
    en realidad todos somos de la misma raza consumista
    estamos devorando el planeta

    me gusto tu texto, llamando siempre a la reflexión, con esa mirada de recapitulación
    que rico que aún conserves al amigo imaginario, por lo general él se va cuando dejamos de sentir el espíritu de las navidades, y cuando nos juramos adultos

    besitos y luz

    ResponderEliminar
  3. Profundo poema, Ian.
    Me ha emocionado.
    Toda la vida doblando el lomo para poder soñar un rato en un trayecto.
    Hay que salir a la lluvia, no verla tras el cristal.

    Abrazos

    ResponderEliminar
  4. bUENO...ME DICE MUCHO
    PORQUE COMPRENDO DE TODA LA VIDA
    QUE NUNCA HE ESTADO SOLA...

    SALUDOS ESTIMADO!

    ResponderEliminar
  5. Si has visto a alguien volando por encima de una Iglesia, esa era yo. Seguro.
    Lo suelo hacer con bastante frecuencia.
    Me gusta tu poesía.
    Me gusta mucho y no he perdido ni un segundo en añadirte a mi blog.
    Te abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Este blog es para sentarse y leer hasta el cansacio. Fascinante!!!
    Me gustan las expresiones...

    ResponderEliminar
  7. Es triste y difícil estar cerca de los de uno cuando es está lejos y es complicado mantener la vida que se tenía en la patria de uno, cuando se está más bien cerca de la estratosfera, pero la vida es así y no de otra manera, mal que nos pese y los poemas son la única radicalidad que nos queda, la única manera de que el lobo aulle para que alguien se percate de su presencia. Y cuán bellos eran los lobos cuando habitaban tierras inhóspitas...

    Besos y abrazos, Ian, desde el lejano sur de Europa...

    ResponderEliminar