martes, 15 de noviembre de 2011

LA FRAGIL INTEMPERIE

"En el corazón de la batalla
me di cuenta que mis superiores
estaban más interesados en violar a niños
que en ganar el sangriento conflicto"
                         "Cita de un soldado publicada en Revista NEWSWEEK'  
                             durante la guerra de Vietnam".

Tengo hambre
como un animal jamás domesticado
abandonado a su mala fortuna
y a sus desdichas de niño.
Tengo sed
y una tormenta en mi vientre
que voltea creencias
banderas y religiones.
Tengo un miedo oscuro
que me da un valor peligroso
voy a reventar el universo
por una barra de pan.
Mis sonatas y silbidos
mis mágicas canciones de cuna
se perdieron en el lodo
desaparecieron de las estrellas.
Tengo hambre, sed, miedo.
Ten cuidado.


La ilustración del poema es un montaje fotográfico hecho por mi en 1995.

6 comentarios:

  1. un poema social profundo, pleno siglo XXi y aún con estos detrimentos paleolíticos
    parece que el hombre por el hombre no ha evolucionado, solo para algunos el mundo es un disfrute privilegiado

    abrazos y buena semana

    ResponderEliminar
  2. Las guerras son desoladoras para el cuerpo y ,sobre todo,el alma.
    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Cuánto dolor, verdad Ian???
    No dejes nunca de traer a la memoria estas injusticias que no se pueden obviar.

    Besos

    ResponderEliminar
  4. El montaje de la foto muy buena. El poema duro, muy duro. Cierro los ojos a esa cruel realidad. Me duele mucho.

    Saludos cordiales.

    Hasta pronto.

    ResponderEliminar
  5. Los niños son mi debilidad Ian, si algo me provoca rabia y me desmoraliza con la vida, es ver y sentir el sufrimiento de un infante. No soporto ver sus ojos angustiados, me desarma su dolor.
    Un abrazo poeta, tienes gran sensibilidad en tus letras.

    ResponderEliminar
  6. Quien olvida comete el error de traer de nuevo las injusticias..

    ResponderEliminar