miércoles, 12 de diciembre de 2012

CAMILA DE LA SOLEDAD


Fotografía y diseño gráfico de Ian Welden

Ayer  encontré a Camila en la Calle Larga de Valby. Es hija de mi amigo chileno Pedro Ramírez. Pedro llegó a Dinamarca  con su familia buscó asilo político a comienzos de 1990. Ella nació en Copenhague hace quince años.
La llamo "Camila de la soledad" porque no tiene amistades y se refugia en su cuartito del departamento en Valby. O sale en bicicleta a visitar a su padre. Él sufre de síndrome de adicción alcohólica; es alcohólico. Tanto su hija como su esposa, Rosa, han vivido muchos años de pesadilla. No hay "amigotes" ni "palizas", pero sus alucinaciones son tan fuertes que es afortunado de estar vivo aún. Hay deterioro crónico y acelerado del hígado y los intestinos. Hay incapacidad de trabajo e incapacidad para aceptar la realidad.
 La invité a tomar un helado. Me contó que su padre está nuevamente internado en el Hospital Psiquiátrico del Reino de Dinamarca. Estuvo sin beber alcohol por cinco días y las alucinaciones causadas por las abstinencias obligaron que llamar a la ambulancia. El médico de turno les dijo que no entendía por qué Pedro aún estaba vivo.

Camila lloró sobre mi hombro y me dijo que su madre no quería visitarlo más en el hospital. Que ya no tenía energías. Rosa sufre de una depresión aguda y sin embargo asiste diariamente a su trabajo en un asilo de ancianos donde realiza el aseo 
Pedro recibe un subsidio del Estado por enfermedad .
Camila sufre tambén de una depresión crónica y recibe medicina. Va al colegio, hace sus tareas y sale a bicicletear. No quiere hablar con sus compañeros y compañeras de curso. Se avergüenza de su padre. Todos están enterados; los profesores también.
Me dijo: "La sociedad es hipócrita, Ian. El alcohol debería estar prohibido, así como la marihuana y la heroína. El alcohol es una droga que mata. Y una botella de vodka cuesta tanto como una cajetilla de cigarrillos. Está lleno de reglas sobre no fumar y está  mal visto, o ilegal, fumar en la calle y ahora están intentando hacer una ley que prohiba fumar en la propia casa de uno. Y  las revistas o la televisión, están llenas de publicidad: whisky, Vodka, Aguardiente. Uno va a comprar pan al súper y ahí están las repisas llenas de botellas las veinticuatro horas del día! ¡Mierda!".
Yo no supe qué decirle. Tiene toda la razón.
Descargó su ira y su pena: "Todos piensan que ser alcohólico es una cosa feliz, irresponsable o mezquina. "El Borrachito contento e irresponsable" dicen. ¡La gente es ignorante! Mis compañeros de curso se burlan de mí. A mi mamá le hacen la vida imposible en su trabajo!
Me avergüenzo de mi padre, pero también me da una pena terrible. ¡Le tengo miedo y lo quiero tanto! ¡Tanto!
Y se fue bicicleteando hasta desaparecer en el horizonte.
Fui a ver a Pedro al hospital. Se alegró como un niñito. Lo tenían saturado de calmantes y lo peor ya había pasado. Esta vez lo internarán por un año o dos, me dijo el médico jefe. Han descubierto que Pedro desde pequeño ha sufrido de algo llamado "dolencia psicotípica" y que afecta a la gran mayoría de hombres con adicción alcohólica. O al revés: los hombres con psicosis típica usan alcohol para aliviar los síntomas, que son depresión aguda, angustia, pánico y alucinaciones.

Pedro ha bebido alcohol desde su infancia. Su padre era también "alcohólico" y Pedro tomaba de su aguardiente a escondidas. Su abuelo bebía y su hermano Jaime también. En realidad todos los hombres en la familia de Pedro deben haber sufrido o sufren de "psicosis típica" me dijo el doctor. Con este nuevo diagnóstico tal vez puedan sanarlo. Necesitará medicina toda la vida. Rosa tal vez podrá tener a su hombre nuevamente y Camila ya no pertenecerá más a la soledad.

Publicado por REVISTA INTERNENES ESPAÑA
http://internenes.com/index.php?module=recursos&func=jugar&grp=cuentos&pag=12&id=12396

2 comentarios:

  1. Un relato magníficamente escrito acerca de la terrible adicción al alcohol.Tus peronajes son muy vivos y el que habla en primera persona es un erudito que nos da lecciones muy importantes a tus lector@s. Bravo Ían.
    Quién es el guapo de la fotografía?

    Sylvia

    ResponderEliminar
  2. Iam,consigues que me vea y crea en tus historias,amigo...
    Camila de la soledad, un digno y entrañable personaje,que sufre el alcoholismo de su padre...Cuántos casos existirán asi,familias enteras sufriendo por uno de sus miembros,realmente cada casa es un mundo,amigo.
    Mi gratitud y mi abrazo inmenso por compartir tus buenos posts,Iam.
    FELIZ TARDE NOCHE...HÚMEDA Y LLUVIOSA EN MADRID.
    M.Jesús

    ResponderEliminar