viernes, 28 de diciembre de 2012

Milagro: Ángela y Ángelo y la guerra de Søndermarken

Milagro: Ángela y Ángelo y la guerra de Søndermarken
Ian Welden, 2009.
Montaje fotográfico de Ian Welden, Valby, Copenhague 2009.

Al final de la milagrosa Calle Larga de Valby, suburbio de Copenhague se encuentra el Bosque de Søndermarken. Este es casi una selva, mansa en el día, y desquiciada desde la medianoche hasta el amanecer. 
Allí, en un claro del bosque, viven las almas de Ángela y Ángelo, protegidas por dos casitas de ladrillos y tejas traídas de Chile durante la histórica guerra entre Dinamarca y Søndermarken. 
Durante el dia los valbyanos paseamos tranquilamente entre árboles baobabs y aves del paraíso, loros, simios y fieras salvajes pero no agresivas. Turistas de todo el mundo se sacan fotos con la reina Margrette II mientras los niños juegan con gacelas y venaditos. A medianoche todo esto cambia. A los mortales nos está prohibido, bajo pena de cárcel, entrar al Bosque. Y seres fantasmagóricos aparecen en el Cementerio de Søndermarken para reunirse con las almas de milenarios vikingos, toquis y caciques mapuches, reyes y reinas incas, doncellas y dioses griegos, emperadores romanos y muchos más, a celebrar bacanales en honor a  Baco y luego desaparecer cuando las primeras pinceladas matutinas se presentan. Pero yo, chileno-valbyano, logro burlar a los vigilantes de la Guardia Real, y entro al Bosque por un lugar secreto con mi cámara fotográfica. 
Àngela fue una criatura danesa, pobre, bella e inteligente que vivía sola en una casucha de paja en los tiempos en que el Bosque de Søndermarken era un barrial inmundo hace cientos de años atrás. Ángelo fue un joven  toqui mapuche, muy rico, que llegó al reino danés en sus canoas con sus dioses, sus guerreros y sus princesas, también hace cientos de años. Con su hermosura parda y su genialidad política y guerrera, conquistó la región de Søndermarken y tomó a Ángela como esposa. Ordenó por decreto secar el barrial, construir casitas de madera y plantar baobabs. Estableció así las bases del Parque de Søndermarken que luego se transformaría en el actual  bosqueselva.. 
Ángela fue sorprendida por un amor poderoso por el toqui y éste la nombró Soberana Magnánima del Reino de Søndermarken. En su primera acción la soberana ordenó a los guerreros de Ángelo traer de Chile ladrillos y tejas para construir las dos casitas en la cuales vivirían. Decretó que El Pillán era el Dios de los søndermarkinenses y el AdMapu su libro sagrado. Expulsó a los clérigos y políticos y mandó a construir el templo del Pillán para reunirse, orar y hacer las leyes. Fue una época de paz y abundancia. Sus silos llenos de granos, sus corrales abastecidos de llamas y huanacos. Sus fértiles campos lucían orgullosos frejoles, maíz y patatas. Ya crecían orgullosos los árboles de ambas regiones, las araucarias y los nogales , y los copihues y los tulipanes adornaban sus espléndidos jardines. 
Ángelo y Ángela paseaban junto a los søndermarkinenses en las tardes de verano.  Cantaban himnos de la vieja tierra mapuche y canciones de Søndermaken y bailaban bajo la luna y las estrellas.Y en invierno, cuando  los vientos nórdicos azotaban sin misericordia, se juntaban todos en el templo del Pillán a comer maquis y nueces...y cantar y bailar.Se amaban y protegían tanto que los habitantes siguieron su ejemplo, aceptaron sus leyes y se dedicaron también a amarse entre ellos.Todo esto causó envidia y reacción en el resto del reino danés. Los políticos, la realeza, la nobleza y el clérigo se reunían en su Folketing a dictar leyes tales como:
1. Pena de muerte para los pardos que se enamoren de los blancos y viceversa.
2. Cárcel perpetua para el que use vestimentas mapuches.
3. Cárcel perpetua para el que lea el AdMapu y entre al templo del demonio (La Casa del Pillán).
 
4. Todas estas leyes serán implementadas por la razón o la fuerza.

El rey de la época ordenó la invasión de Søndermarken y la ejecución de todos los tiernos amantes. Fue una matanza cruel que no figura en los libros de historia. La masacre fue total. Los guerreros mapuches y los soldados søndermarkinenses se defendieron con valentía, pero habían perdido sus instintos y habilidades bélicas y no se atrevían a matar.

 Ángela y Ángelo fueron colgados de un baobab para el escarmiento de todos. Los libros no cuentan que antes de morir, se juraron amor y vida eterna y que pasara lo que pasara seguirían viviendo en las casitas de ladrillo y tejas chilenos por toda la eternidad. Las supersticiosas tropas del reino no se atrevieron a destruir las casitas.Y ahora, todas las noches a las doce, las almas de Ángela y Ángelo salen sonrientes a celebrar su eterno amor. También se unen a ellos los fantasmas de los guerreros mapuches y søndermarkinenses a disfrutar dulces orgías bajo nuevas constelaciones y a celebrar el milagro de aún estar vivos.

FIN

NOTAS

Toqui = jefe guerrero de los mapuches. Al contrario de Cacique, jefe de tiempos de paz.
Mapuches = aborígenes del sur de Chile.
Pillán = dios de los mapuches.
AdMapu = libro sagrado de los mapuches.
Folketing = parlamento danés.


Publicado por REVISTA INTERNENES.COM ESPAÑA
http://internenes.com/index.php?module=recursos&func=jugar&grp=cuentos&pag=12&id=12388

.

3 comentarios:

  1. Querido amigo Ían, precioso e histórico. Siempre me ha impresionado tu peculiar manera de ver al mundo.
    Lo he leido varias veces y cada vez descubro algo nuevo.
    Te felicíto por tu relato ameno, a veces con humor y por el bello montaje fotográfico!
    Sylvia.

    ResponderEliminar
  2. Eres genial Ian...FELIZ 2013, que te colme a ti y a tus seres queridos de felicidad, Amor y paz.Recibe un fuerte abrazo.Bss

    ResponderEliminar
  3. Que la vida te sea propicia en todo lo que hagas
    porque todos merecemos alcanzar nuestros sueños...

    un abrazo fraterno

    Poderoso relato, donde el amor es el único ganador a pesar de las determinaciones y las ideas infecundas de los tiempos...
    que el amor sea el que al fin concretice los sueños de todos los que saben bien amar...

    ¡felicidades!

    ResponderEliminar