viernes, 7 de diciembre de 2012

LA PROCESIÓN


Milagro: LA PROCESIÓN
Ian Welden






Con mi amigo y vecino Niels Winter salimos ayer para tomarnos unos helados en el Café Ciré. Era una tarde cargada de púrpuras y rojos explosivos. Y la Calle Larga de Valby estaba poblada por milagreros, como de costumbre. Cuando entramos al café, Piérre, su dueño, nos saludó en francés y nos sentamos a degustar helados de palta con chirimoya.  
Durante la velada ocurrieron muchos milagros; entre otros, los fantasmas de John Lennon y Jimmie Hendrix cantaron "I cant get no satisfaction". Pablo Neruda recitó los versos del capitán. Pablo Picasso, pintó una réplica del Guernica en una muralla del café y aún otro Pablo más, Cassals, tocó una  melodía triste con su famoso cello. Federico García Lorca bailó un vals con Salvador Dalí. Desde el techo descendió Spider Man y de una bolsa extraía cáscaras de bananas y las lanzaba al piso causando que los bailarines -un gigantesco grupo de hippies y punkers- bailaran la resbalosa mi alma! 
Salimos a la Calle  y estaba oscuro como un funeral. Un murmullo avanzaba desde el centro de Copenhague hacia Valby. Niels me dijo -Creo que son los mendigos...--¿Los mendigos?--Si, creo que es la procesión de los mendigos... Admito que soy un novato de los milagros comparado con Niels. Yo tengo sesenta años de edad y él setenticinco. Yo viví la mitad de mi vida en Chile y él ha vivido toda su vida en la milagrosa Valby. 

Lo que presenciamos es casi indescriptible: Primero, billones de pulgas y piojos saltando sedientos de sangre;  lucían minúsculos uniformes rojos y sables dorados. Estos insectos eran, según Niels, la tradicional vanguardia de la  procesión. Terroristas pero inofensivos. Luego vinieron los quiltros afganos... ...una manada de perros rabiosos, vertía espuma verde por sus hocicos mientras gruñían.. A continuación, una manada de dragones multicolores, entre lenguas de fuego y cantaban "arriba los pobres del mundo", mientras avanzaban  por los adoquines de la calle. Luego avanzó un grupito del Ejército de Salvación danés. Muy  impecables con sus trajes azules e instrumentos musicales. Cantaban  aleluya aleluya benditos sean los mendigos del señor. -¿Qué señor?- le pregunté a Niels pero él me hizo callar con un shhh! Y a continuación, los mendigos. Una horda de humanoides  harapientos, hediondos a excrementos y basura, se azotaban entre sí con  tiras de cuero y cantando histéricos al son de La Bamba: -Una limosniiiiita. Una limosniiiiita por el amor a Dios que está arriba. Ay arriba y arriba soy un pobre mendigo... Y así. 
Todo este fenómeno se detuvo ante el Café Ciré.  Niels me dijo -ahora mira, Ian-Y Piérre se asomó a la puerta de entrada y de un bolsón  con un logo del Ciré, repartió pan mientras murmuraba para sí -Merd! Merd merd merd!..- El pan lo dio a los perros quienes lo devoraron en segundos y pidieron más. Luego, Piérre y los otros mozos del café sirvieron burgers  con cerveza a los mendigos. Niels me dijo -Ésta es una tradición. Servirle alimento a los perros y a lo mendigos es una inversión espiritual para Piérre. De esta manera las almas de los pobres mendigos,  ya nuevamente muertas, vienen al Café a proteger a Piérre- .-Pero, ¿por qué dice "merd, merd" ? A mi me da la impresión de que está enojado- pregunté, a lo que Niels me contestó como si fuera la cosa mas natural del mundo: -Porque es francés, pues, idiota.

La procesión se encaminó hacia el norte de Dinamarca, masticando burgers. Los perros hambrientos siguieron hambrientos y las pulgas los iban devorando a picotazos. Y desaparecieron. Al final sólo se escuchaba levemente el cántico del Ejército de Salvación -Aleluya, aleluuuuuuuuya...--Van a Suecia y a Noruega-  dijo Niels solemnemente. -Y después de detenerse en Finlandia, pasan a Rusia y de ahí vuelan al Universo para reaparecer el póximo año- Pierre y sus empleados comenzaron a barrer la calle y Niels y yo los ayudamos. Neruda, Picasso, Cassals,  García Lorca,  Dalí, Lennon y  Hendrix se dedicaron  comer burguers. Ahora estoy escribiendo esto en casa, rascándome las picaduras.
.
-- 

5 comentarios:

  1. Encantador y no rompí la regla, tengo cinco cuando me inspiro. Te sigo!

    ResponderEliminar
  2. Iam,aquella niña de 12 años...que de vez en cuando se escapa,me ha contado,que ha leído tu cuento y le ha encantado...Tiene mucha magia e imaginación,como a ella le gusta...
    Gracias por este precioso cuento para "niños grandes"que necesitan se "grandes niños"...sonrío.
    Mi felicitación y mi abrazo siempre por tu cercanía y buenos posts,Iam.
    FELIZ FIN DE SEMANA DESDE UN MADRID GRIS,LLUVIOSO Y FRÍO.
    M.Jesús

    ResponderEliminar
  3. Qué imaginación!!!!, querido amigo.
    Me encantó tu cuento.
    Un beso y buen fin de semana

    ResponderEliminar
  4. Leyendo la entrada he recorrido la fantasía entre personajes, personas y perros.
    Un encanto de relato
    Abrazo

    PD agradezco tus palabras en mi espacio, he leido poemas exquisitos que publicaste, tal es asi que la primera vez como no podía comentar le mande un mail, no quería dejar pasar de expresarselo al poeta

    ResponderEliminar
  5. Encantador relato lleno de imaginación, amigo Ian,aunque todos tus relatos estan siempre repletos de ella.

    Un abrazo

    Fina

    ResponderEliminar